La noche y las fiestas clandestinas son carne de cañón para los cotilleos. Si has estado alguna vez en un baño de chicas más de 10 minutos, seguro que has salido con nueva información ultra jugosa sobre algún conocido (y en el de chicos también). Y si has sido fan de la serie Gossip Girl, sabes el impacto que tienen los cotilleos y más si se divulgan por rrss o blogs anónimos. Pues parece que un pequeño pueblo en Filipinas ha dicho basta.

Igual que Vogue.es cerró sus foros por bullying, en el pueblo de Binalonan, a tres horas de Manila, han decretado ilegal difundir cotilleos. En este pueblo en la provincia de Pangasinan castigan los instigadores de chismes -o chismis en Tagalo -con una multa de 500 pesos e incluso horas de trabajo social. Según el artículo en Philippines Lifestyle, nadie repite la ofensa porque una vez que les fichan, les da tanta vergüenza que no quieren ser etiquetados como cotillas.

Ojo al dato: el momento del cotilleo es cuando la gente se junta bajo la sombra de un árbol para protegerse del sol. El equivalente diurno de la cola del baño.

Y para los que digan que esto va en contra de la libertad de expresión, les decimos lo mismo que dijeron cuando se cerró el foro de Vogue. No va en contra de la libertad de expresión, va en contra de la difamación y del bullying.

Fdo. Ana Ureña

Share