La celebrity Emily Ratajkowski con un micro bikini, úsalo bajo tu propio riesgo

Existen tendencias de moda dudosas que tendrían que quedarse en Instagram y jamás deberían formar parte de tu vida fuera de las redes sociales. Que algo se convierta en viral, no significa que tengas que seguir la corriente y los hashtags. Estas tres tendencias de moda son el equivalente en moda al reto del Tide pod (el de ingerir cápsulas de detergente para acabar en urgencias). Toma nota y apúntate a estas tendencias bajo tu propio riesgo. Ni un buen filtro podrá salvarte del ridículo IRL (In Real Life) – en la vida real.

Los pañuelos a lo Doña Rogelia en la cabeza para ellos
La culpa la tiene el cantante ASAP Rocky que apareció sobre la alfombra roja con un pañuelo de Gucci en la cabeza, y desató el furor de los pañuelos Babushka, como se conocen en EEUU. Más tarde, Frank Ocean publicó una foto en su cuenta de Instagram, con otro pañuelo de Hermès bajo una capucha de una sudadera negra. Da igual que los fulares sean de lujo, sus looks siguen siendo más ‘Reina de Inglaterra paseando a sus Corgis en Balmoral’ que cantantes adinerados alternativo.

Los bikinis ultra mordidos para ellas
Se le llama ‘mordido’ a aquellas braguitas o partes de abajo que son muy estrechas y a veces altas de cintura. ¿La culpable de ponerlo de moda? Emrata, o lo que es lo mismo Emily Ratajkowski. Mientras la modelo posa de manera deshinibida sobre las hamacas de los beach club de moda, desde Malibú a Tulum, el resto estamos perplejas. Antes de bookear unas sesiones extra con tu clínica de láser quita pelo, piensa si te compensa llevar algo tan pequeño que un falso movimiento pueda resultar en que la persona de enfrente en el unicornio hinchable se convierta en tu ginecólogo de cabecera por un minuto.

Los zapatos pezuña
Los animalistas estarán encantados. Han vuelto a ponerse de moda los zapatos icónicos que lanzó la Maison Martin Margiela en el 89. El modelo existe tanto para hombre como mujer, se denomina Tabi y recuerda las pezuñas de los caballos. Y si antes solo existían en versión botín, el diseñador ha pensado en los millennials y los ha reinterpretado también a modo de deportivas. Aha.

Fdo. Ana Ureña

Share