La DJ Katy Sainz en la cabina de la discoteca Momento de Marbella

Para ser DJ de música electrónica necesitas nociones básicas de música. Puedes tener la suerte de haber nacido con oído, y no necesitar estudios intensivos, ni ir a Berklee College of Music en Boston (una de las universidades más prestigiosas de música del mundo). Pero lo ideal según los expertos es prepararse de manera teórica y práctica.

Hoy en día existen cada vez más escuelas donde se imparten cursos de DJ de música electrónica, de producción, de técnico de sonido, y todo lo que existe alrededor de la música. Jose Ignacio Simón de INTED nos explica que para empezar un curso con él, no hace falta tener ningún conocimiento musical.

«Nuestros cursos de DJ de música electrónica tienen una metodología única en España con un tratamiento personalizado. Para cada uno de nuestros alumnos se diseña un curso totalmente práctico. Ellos contratan módulos de 24 horas que van renovando según las van consumiendo. Los cursos se imparten en cabinas individuales en el que cada alumno está delante de una cabina profesional de última generación, asistido por un trainer, garantizando un aprendizaje sólido en un tiempo récord. Disponen además de ilimitadas horas de práctica libre y plataformas de promoción y difusión”.

Entre sus ex alumnos hay auténticos referentes del panorama DJ como Sebastian Ledher, Yamil, Radness o el mismísimo Danny Ávila, situado entre los 50 mejores DJs del mundo.

Según la DJ Katy Sainz, “como en todo en la vida, lo ideal es aprender lo máximo posible en lo que a música se refiere. Lo ideal para cualquier DJ es saber componer y producir tu propia música, además de pincharla.” Y sentencia “esto es lo que diferencia a los DJs, su background musical.”

Ella estudió piano hasta los 20 años, dio clases extra-escolares de música y ha hecho varios cursos de DJ y producción, el último en Miami. Explica que “hay muchos DJs de música electrónica. Algunos no saben lo que es una clave de sol. Tal vez esto no parezca importante a la hora de pinchar, pero yo creo que sí lo es. A no ser que hayas nacido con un oído musical privilegiado y muy desarrollado, lo mejor es estudiar. Yo creo que sí se nota la diferencia entre alguien que ha estudiado y quién no.” Y añade: “Nunca está de más prepararse, como en cualquier profesión”.

Fdo. María de Juan

Share